Implantología – Cirugía Maxilofacial

Un implante, de titanio, de aleación de titanio o de cerámica, se fusiona perfectamente con tu hueso maxilar o mandibular y forman un todo, indoloro, como si hubiera estado allí siempre.

Una operación rápida, que se convierte en la mejor inversión que puedas hacer, tu boca recupera su correcta oclusión, normaliza la función masticadora, músculos y articulaciones vuelven a trabajar con normalidad, y estéticamente no se nota. Todo ello necesario para contar con una salud equilibrada.

Cualquier odontólogo no está preparado para realizar este tipo de tratamientos, no sólo es necesaria una titulación académica con su correspondiente especialización, contar con una profunda experiencia es determinante para el éxito de estos tratamientos.

De experiencia, en Clínicas Culmen, podemos hablar. Nuestro equipo de Implantólogos y Cirujanos cuentan con ella, con muchos años de trabajo y número de implantes colocados, en tratamientos de,

  • Colocación de Implantes.
  • Implantes de Carga Inmediata. Para casos muy concretos y favorables, el Paciente vuelve a su casa con el implante y la prótesis puesta, todo en el mismo día o en las 48 horas pasadas a la colocación de los implantes.

La Cirugía Oral y Maxilofacial es una especialidad quirúrgica que abarca el diagnóstico, cirugía y tratamientos relacionados de una gran variedad de enfermedades, heridas y aspectos estéticos de la boca y dientes.

La Implantología estudia el diseño de materiales no biológicos que reúnan los requisitos necesarios para una osteointegración adecuada en el hueso maxilar o mandibular y que den apoyo a una rehabilitación dental. El implante viene a sustituir la raíz del diente.

Cuando se produce esta osteointegración, el Implante se encuentra firmemente unido al hueso y puede soportar una prótesis para hacer frente a todos los requerimientos funcionales y estéticos, como si se tratara de un diente natural.

Quizás sea el único caso en la Medicina en el que el sustituto artificial tiene una mejor funcionalidad que el órgano original. Un implante que trabaja correctamente en la boca puede tener una durabilidad superior a la vida natural de un diente.

Fases del tratamiento,

  • Fase de estudio y planificación del tratamiento.
  • Fase quirúrgica. Colocación del implante. El tiempo de cicatrización de los implantes varía dependiendo de la calidad del hueso del paciente y a menudo se prolonga en casos donde es necesario realizar procedimientos complementarios. En general, los implantes dentales requieren de dos a cuatro meses para que el hueso cicatrice (sin estar expuesto a las fuerzas adicionales de la masticación).
  • Fase protésica. Una vez terminado el periodo de cicatrización se toma la medida de la boca del Paciente para la fabricación de la prótesis, logrando una réplica perfecta.
  • Fase de mantenimiento. El implante y su prótesis soportada, al igual que un diente natural, requiere de un mantenimiento de limpieza exhaustivo, el Doctor informará al Paciente sobre el mismo.

¿Qué dos casos se nos puede plantear ante un tratamiento de implantes?

  • La ausencia de uno solo o varios dientes. Tanto en la arcada inferior y superior. Se ofrece un tratamiento en el que no es necesario tallar dientes sanos, se elimina la opción de prótesis de quita y pon, el Paciente recupera la sensación de tener dientes propios otra vez, la solución estética es mejor y la función masticadora se recupera al 100%.
  • La ausencia de todos los dientes. Tanto en una arcada con en ambas. Solución de prótesis que, soportadas por varios implantes, pueden ser fijas, el Paciente no se las podrá quitar, o removibles, de quita y pon, el Paciente se las tendrá que retirar después de cada comida para su limpieza. En ambos casos se recupera la estética inicial que el Paciente tenía con sus dientes naturales, la sonrisa, función masticadora y una vida más saludable.