miedo al dentista en adultos

Miedo al dentista en adultos

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Gran parte de la población que presenta miedo al dentista se debe a algún trauma o mala experiencia en la niñez. Sin embargo, hay personas que nunca han asistido a una consulta con el dentista por miedo al dolor que puedan llegar a sentir o que algo salga mal.
El miedo al dentista en adultos es más común de lo que se cree. Esta ansiedad la sufren muchas personas, que a menudo desarrollan una fobia al dentista y a las herramientas que usan. 

Fobia al dentista

Es normal sentir miedo, ya que el miedo es una respuesta ante un estímulo que genera ansiedad y desconfianza. Sin embargo, cuando el miedo no se canaliza de una forma adecuada, se convierte en una patología conocida como fobia; la fobia es el miedo irracional hacia alguien o algo.

Existen registros del miedo al dentista en adultos. Estas personas presentan un miedo incontrolable al dentista y no pueden tener una higiene bucal completa, ya que la fobia no les permite asistir a la consulta de un especialista dental.

Remedios para el miedo al dentista

Ciertamente no hay un analgésico que bloquee el miedo al dentista, ya que el miedo es una respuesta fisiológica y psicológica. Sin embargo se pueden emplear métodos y técnicas para perder el miedo de manera sistemática.

Acude a un dentista recomendado por algún conocido que siga un tratamiento para combatir la odontofobia; de esta manera podrás tener una referencia.

No acudas con demasiado tiempo la cita para no tener que esperar más de la cuenta en la sala de espera.

Explícale tu miedo al dentista y establece empatía con él, esto te ayudará a ganar en confianza.

Antes de entrar a la consulta, respira profundamente e intenta relajarte.

Escucha música mientras recibes la atención del especialista. La música reduce los niveles de ansiedad y permite que te concentres en ella y no en los pensamientos automáticos que te generan miedo.

Además de la música hay otros recursos tecnológicos que ayudan a combatir la odontofobia.

Asimismo, hoy en día existe en muchas clínicas la posibilidad de contar con animales -sobre todo perror- preparados para la compañía a persona con miedo al dentista.

Pregunta todo lo que necesites a tu dentista. La información ayuda a razonar y a perder el miedo que a menudo es irracional.

Toma un té de manzanilla para calmar los nervios.

Sedación consciente

En el caso de que no logres reducir tus miedos de forma autónoma y requieras un tratamiento dental, puedes optar por la sedación consciente. Este método sirve para relajarte y a su vez bloquea parcialmente el dolor.

El miedo al dentista en adultos es algo normal, y este método es totalmente funcional para las personas que presentan estas fobias. El efecto de la sedación dura poco tiempo, por lo que después de la consulta podrás continuar con tu rutina.

Miedo al dentista en niños 

El miedo al dentista en niños se genera por desconocer lo que pueda pasar con la dentadura. Por lo general los niños temen a los objetos punzantes metálicos, es por ello que a los niños se les debe explicar de una manera muy calmada en que consiste un tratamiento de rutina con el dentista.

Es muy importante ser sinceros con los niños. Si ellos perciben que han sido engañados, difícilmente querrán volver al dentista. Además, desarrollarán miedos irracionales relacionados con los tratamientos.

Para erradicar el miedo al dentista en adultos debemos asegurarnos de preparar a los futuros adultos psicológicamente. Hacer ver a los niños  que la asistencia al dentista es fundamental para mantener una salud dental sana y que no deben temer nada.

¡Esperamos que os haya gustado este artículo sobre el cepillado dental y la pasta de dientes en los niños! Si vivís en Sevilla y necesitáis resolver cualquier problema de salud bucodental, podéis contactar con nosotros.

¡Os esperamos!

Primero, que tratamiento te interesa »



Estas son las condiciones

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail